(33) 3669 3651 / 3669 3652

Circ. Agustín Yáñez No. 2692

Analistas y Consultores Financieros

Este error es común en el mundo del emprendimiento social. ¡No lo cometas!
 
 
Uno de los más grandes errores que puede cometer un emprendedor social es enamorarse de su propia idea.
 
Todo aquel que sea un emprendedor social o aspire a serlo ha tenido un “momento ajá”; quizá fue en una reunión de trabajo, una clase, tomando una cerveza con los amigos o incluso en la regadera. Sí, me refiero a ese momento en el que vino a nosotros la inspiración y tuvimos esa idea con potencial de convertirse en un gran emprendimiento.
 
Definitivamente es muy bueno tener una idea grandiosa; al fin y al cabo, puede ser el inicio de algo que tenga una enorme repercusión. Sin embargo, es muy importante que no caigamos en la tentación de enamorarnos de nuestra propia idea. 
 
Un emprendedor enamorado de su idea hará todo lo posible por llevarla a la realidad, y aunque esto parezca un rasgo positivo, en realidad puede ser una trampa. Y es que cuando te enamoras tanto de una idea es posible que no te des cuenta de los errores o las áreas de oportunidad que ésta pueda tener.
 
Déjenme explicarles esto con un ejemplo.
 

La idea azul

Imagina la siguiente situación: un emprendedor en un “momento ajá” tiene una idea “azul” que cree que puede cambiar la situación en la que viven comunidades en condiciones de pobreza.
 
Como buen emprendedor social, sabe que es clave desarrollar su idea en campo, así que después de trabajar varios meses en su idea, desarrollar un plan y pensar cómo la podría llevar a cabo, decide ir a una comunidad donde se encuentren sus clientes potenciales, las personas a quienes impactará la idea, para presentarles el proyecto.
 
Después de tener una reunión con miembros de la comunidad, la principal retroalimentación que recibe el emprendedor es que a ellos les serviría más un proyecto rosa en lugar de azul, pues se alinea más a sus necesidades, y sus tradiciones y costumbres encajan mejor con ese color.
 
¿Qué puede pasar si el emprendedor está ciegamente enamorado de su idea?
 
Si se está convencido de que una idea “x” es la única opción, difícilmente se estará abierto a recibir retroalimentación. En lugar de modificar su idea original, el emprendedor enamorado intentará convencer a la comunidad que la idea azul es mejor.
 
Una vez que la comunidad ha visto el gran valor que puede aportarle la idea azul, el emprendedor sigue trabajando en ella; ahora incluso invierte sus ahorros, consigue inversión de su familia y amigos e incluso gana un premio.
 
Meses después, llega finalmente el momento de lanzar el proyecto y salir al mercado. 
 
¿Qué sucede cuando la idea azul llega a las comunidades y es momento de que los vecinos gasten su propio dinero para comprarla? Absolutamente nada.
 
Los miembros de la comunidad no quieren gastar su dinero en la idea azul, pues aunque en algún momento el emprendedor los contagió con su energía, ellos verdaderamente necesitan otra cosa.
 
Todo el esfuerzo, los meses de trabajo y la inversión del emprendedor resultan en una gran pérdida, misma que seguramente será contada en alguna Fuck Up Night.
 
¿Te parece que esto está muy alejado de la realidad?
 
Para nada: sucede todo el tiempo, y es que cuando un emprendedor se enamora y aferra a una idea se cierra a todo lo que lo pueda llevar en una dirección contraria. No sólo no escuchará a la comunidad, sino que también puede dejar de lado lo que le digan sus mentores, inversionistas, socios e incluso su mismo equipo.
 
“Pero Juan, siempre nos han dicho que la idea es una parte clave de emprender. ¿Qué hacemos si no podemos enamorarnos de ella?”.
 
Me da mucho gusto que lo pregunten (¿será mucho si agrego aquí la frase “queridos padawans”?), pues hay algo que deben hacer los emprendedores, que es mucho más importante que enamorarse de su idea:
 
 

Enamórate del problema

Un emprendedor social debe enamorarse del problema que quiere resolver.
 
Si el emprendedor se compromete con un problema específico, en lugar de con una idea, la ecuación cambia por completo. De este modo, hará todo lo necesario por resolverlo, lo que implica:
 
-Entender el problema a fondo.
-Entender cómo el problema afecta a las personas.
-Preguntarse: ¿Qué herramientas o recursos tienen estas personas para enfrentar el problema?
-Preguntarse: ¿Qué herramientas tengo yo emprendedor para enfrentar el problema?
 
Si el emprendedor dedica gran parte de su tiempo a resolver estar preguntas y a comprender el problema en todas sus dimensiones, entonces tendrá la posibilidad de desarrollar una gran idea que se adapte a las necesidades e intereses de las personas a las que busca beneficiar.
 
Al contrario del escenario anterior, bajo este planteamiento, el emprendedor estará dispuesto a abrir sus ojos y oídos a todo lo que lo pueda llevar a entender mejor lo que necesita para resolver el problema.
 
¿Entiendes la diferencia? La idea es importante, pero no por sí misma, sino por el impacto que puede tener en la solución de una necesidad.
 
Así que ya lo sabes: enamórate del problema, no de la idea.
El primer mes tiene varios altibajos, en especial para los emprendedores de servicios. Aprende a usarlo a tu favor.
 
 
Enero es un mes extraño para mí. Siempre empieza lento porque mis clientes están definiendo sus necesidades para el año, pero termina extremadamente ocupado porque al final todos se apuran para recuperar el tiempo perdido durante la temporada de fiestas. Me imagino que esto le ocurre a la mayoría de los emprendedores que ofrecen servicios. 
 
Cuando empecé haciendo relaciones públicas le temía a enero. Las fiestas son costosas, y si no trabajaba, no ganaba dinero. Ahora que ya llevo más tiempo haciendo esto, he aprendido varias cosas y estoy mejor equipado para estas épocas poco predecibles. 
 
Lo que he descubierto es que siempre debes tener más trabajo que el que necesitas. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo. Puede ser realmente difícil mantener la carga laboral donde la quieres. Por eso comparto algunos consejos para aprovechar al máximo los altibajos de enero y establecer la energía para el resto del año: 
 
No temas sugerir nuevas ideas. Si piensas en algo nuevo que pudiera ayudar a un cliente, sugiéreselo. Las probabilidades son que, si tienes una nueva idea, te contraten para hacerla realidad. Por ejemplo, en mi agencia de RRPP siempre trato de generar nuevas historias para mis clientes. En cuanto tengo algo sólido, me aseguro de hacérselos saber. Muchas veces, las empresas me contratan por los pitches. 
 
El hacerte tiempo para generar ideas frescas, demuestra que eres creativo y proactivo. Ésta es una razón más para que hagan negocios contigo.
 
Ofrécete como voluntario para ayudar al equipo. Cuando brindas un servicio, quieres darte a conocer por ayudar y por ser una persona fácil de trabajar con. Tienes que aprender trabajar en equipo. Y una de las mejores formas de hacerlo es ofreciéndote como voluntario para tomar proyectos. Si escuchas que tu cliente está haciendo algo nuevo, no temas mostrar tu expertise si es acorde. No puedes simplemente esperar a que las personas lleguen a ti. Como emprendedor que entrega servicios debes demostrar que estás disponible para recibir nuevo trabajo. 
 
Nunca dejes de buscar nuevas oportunidades. Como un emprendedor novato, esto fue algo que tuve que aprender con rapidez. Cuando estás muy ocupado con tus clientes existentes, uno nuevo puede parecer demasiada carga. Sin embargo, nunca sabes cuándo un proyecto terminará o fracasará. ¡A todos nos ha pasado! Así que ponte de propósito buscar y conseguir un nuevo cliente casa semana. Esto te ayudará a asegurar que siempre tendrás trabajo a la puerta.
 
Aprende a decir “no” sabiamente. Puede ser muy difícil rechazar oportunidades de recibir dinero, pero a veces decir “no” te ayudará en el largo plazo. Si aceptas algo en un momento de pánico, puede ser contraproducente y afectar tus relaciones con los clientes. Pueden surgir oportunidades que no son correctas pero que las aceptes por impulso, y esto puede dañar a tu negocio. Estos proyectos te quitarán tiempo de las cosas para las que eres realmente bueno, y si no entregas con excelencia, los clientes se molestarán contigo y te dejarán eventualmente. A veces, decir  “no” en el corto plazo reditúa en el futuro. 

Toma nota de las actividades, talleres y expos para emprendedores y empresarios que se llevarán a cabo en México.

 
Estrategias de cambio y desarrollo organizacional 
 
 
Curso dirigido a directivos y gerentes de empresas, en donde aprenderás  las herramientas que te ayudarán a agilizar los procesos internos de una organización. Detectarás y podrás cambiar y elevar la competitividad, productividad y rentabilidad de tu empresa y colaboradores.
Fecha: 6 y 7 de enero.
Sede: Modalidad online. 
Costo: $1,380
Contacto: (33) 18096248
 
 
Cómo mejorar y fortalecer tu negocio
 
Desarrollarás tu empresa con base en la reflexión sobre los siguientes pasos que deberás aplicar a la situación actual de tu negocio. Entre los temas a tratar se encuentra cómo pensar como dueño de empresa.  El curso inicia en enero y culmina en febrero.
Fecha: Inicia el 21 de enero.  
Sede: Business Coaching Firm, Ciudad de México.
Costo: $800 (Promoción para lectores de Entrepreneur)
Contacto: (55) 53365224
 
 
Expo Deco Estylo 2016
 
Exposición de la industria de la decoración diseñada para realizar networking entre profesionales, así como venta de productos. Expondrán fabricantes mexicanos e importadores directos. Para comprar, debes tener una micro, pequeña o mediana empresa.
Fecha: 18 al 22 de enero.   
Sede: WTC, Ciudad de México.
Costo: Entrada sin costo, solo a mayoristas.
Contacto: (55) 116020200
 
 
 
Expo Joya
 
En esta muestra se presentarán más de 400 fabricantes de joyería de oro, plata, insumos, maquinaria y herramientas, así como relojes, bisutería y accesorios. Para asistir debes ser distribuidor y estar afiliado a la Cámara de Joyería Jalisco.
Fecha: 26, 27 y 28 de enero.
Sede: WTC, Ciudad de México.
Costo: Entrada gratuita exclusiva a mayoristas y medio mayoristas.
Contacto: (33) 31219238
 
 
Dirección estratégica de negocios
 
Diplomado en el cual podrás obtener conocimiento administrativo y directivas que te permitirán ejercer un liderazgo participativo. Entre los módulos que cursarás están: dirección  y estilos de liderazgo en empresas familiares e innovación.
Fecha: 29 de enero.  
Sede: División de Educación Continua (DEC) de la UNAM, Ciudad de México.  
Costo: $32,000
Contacto: 018008332322
Aprovecha esta temporada para evaluar lo que funcionó, dejar atrás lo que no salió como esperabas y aprender.
 
Al finalizar este 2015 es importante que hagas un recuento de lo que este año te trajo, tanto lo bueno como lo malo. El fin de año es una oportunidad de oro no solo para celebrar, sino también para reconocer aquello que funcionó y a las personas que lo hicieron posible; distinguir las cosas que faltaron de manera que estén presentes la próxima vez; y anotar los aprendizajes que obtuviste, para que los incorpores en un futuro. En esencia, se trata de completar el año y no solo de terminarlo.
 
Y es que terminar no es lo mismo que completar. Lo primero se basa en el tiempo e involucra dejar de hacer una actividad, pero no necesariamente dejar la actividad atrás. Cuando uno termina algo pero no lo completa, a menudo se queda una sensación de que algo falta. Esta sensación se queda con uno durante mucho tiempo y roba paz mental y energía.
 
Lo que pocas veces se hace es realmente completar. Esto involucra analizar y tener una conversación personal y con tu equipo de trabajo acerca de lo que funcionó y lo que no durante el año—en todos los proyectos en los que estuviste involucrado—.
 
La clave es dejar atrás lo que no funcionó, construir sobre lo que sí funcionó, y crear un aprendizaje continuo que nos aporte lecciones aprendidas y un plan hacia el futuro. Hacer esto, además, genera ímpetu para continuar poderosamente con lo que sigue.  Hacer este ejercicio me ayuda a darme cuenta de las cosas que funcionaron y las que faltaron. Así puedo hacer cambios pertinentes para este año nuevo; en pocas palabras, me da el espacio y el fundamento para crear algo.
 
Te invito a hacerlo tú también: completa el año y no sólo lo termines. No desperdicies el evento de fin de año teniendo solo un convivio social. No es que convivir socialmente no valga la pena, sino que valdría aún más tomarse el tiempo de tener una conversación poderosa para completar el año. Para ello, hazte las siguientes preguntas:
 
1. En este año que estamos terminando, ¿qué de todo lo que hiciste funcionó y vale la pena?
2. ¿Qué logros obtuviste? ¿Qué fue lo que hiciste que generó tales logros?
3. ¿Quién contribuyó de manera importante a alcanzarlos?
4. ¿A quién o quiénes de tu equipo quieres reconocer y por qué lo quieres reconocer?
5. ¿Qué faltó en ti para obtener más logros?
6. ¿Qué puedes aprender de ello y qué harás diferente el próximo año?
7. ¿Qué lecciones aprendidas obtuviste?
8. ¿Qué más necesitas decir para estar completo?
9. ¿Puedes declarar el 2015 completo?
10. ¿Qué vas a crear para el año que viene?
 
¡Feliz 2016! ¿Qué lograrás este año?
No importa el tipo de negocio en el que estés, ahora es el momento perfecto.
El empezar tu propio negocio define más cosas de ti mismo de las que crees. Echar a andar tu empresa habla del gran compromiso que le das tus propósitos.
 
Cuando yo empecé el mío supe lo que fue fracasar y gracias a este sentimiento me di cuenta de cómo NO se tenían que hacer las cosas. De esta manera pude llevar a mi compañía en otro nivel.
 
No importa el tipo de negocio en el que estés, ahora es el momento perfecto para hacerlo crecer y definir bien tu camino.
Aquí los pasos más importantes para expander tu empresa:
 
1. Da todo lo que tienes
La cantidad de esfuerzo requerida es más que la “suficiente”, ya que no solo eres tú, también tienes que contagiar esa energía a todo un equipo.
 
2. Enfócate en las soluciones y no en los problemas 
Los problemas pueden ser oportunidades siempre y cuando tú lo quieras ver de esa forma. En lugar de esconderte de éstos identifícalos, resuélvelos y aprende de ellos para el futuro.
 
3. Adáptate a los nuevos cambios
En esta nueva economía las estrategias viejas ya no funcionan. Lo inusual se vuelve ordinario en un par de minutos.  
 
4. Haz olo extraordinario
Observa que está haciendo tu competencia y haz lo contrario. Recuerda: lo popular no siempre tiene que ser lo mejor.
 
5. No dejes caer los precios    
Definitivamente "menos volumen al menor precio" sería lo peor para tu compañía. Tómate el tiempo de entrenar a tu equipo y juntos construyan un nuevo valor.
 
6. No seas razonable
Justo este no es el momento de involucrar la lógica en todos tus movimientos. Deja que tus competidores lo sean mientras tú te enfocas en dominar el mercado.
 
7. Sigue entrenando
Hoy más que nunca tú y tu gente deben saber cómo operar, funcionar y persistir. Este es el mejor momento para prepararte y vender con éxito. Si logras hacerlo, tu empresa podrá centrarse en lo que sí puede hacer en lugar de en lo que no.
 
8. Fuera lo negativo
Evita a toda gente que no sea positiva; siempre habrá malas noticias y más cuando quieres crecer. ¡Ten cuidado! La negatividad se transmite como si fuera gripa.
No seas como tu competencia. ¡Expándete! No olvides que: con grandes riesgos vienen enormes recompensas.

ACF - Nuestra Empresa

Analistas y Consultores Financieros es una Agencia Líder en la atracción y desarrollo de Asesores en Planeación y Protección Patrimonial. Nos dedicamos a buscar gente con deseos de formar su empresa, capacitándolos para ofrecer a los clientes bienestar patrimonial. 

Ubicación

Contáctanos

  •  Circ. Agustín Yáñez No. 2692
    Col. Arcos Vallarta, Guadalajara, Jal. 
    C.P. 44130
  •  (33) 3669 3651 / 3669 3652
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.