(33) 3669 3651 / 3669 3652

Circ. Agustín Yáñez No. 2692

Analistas y Consultores Financieros
Hicimos un recuento de las mejores obras publicadas en el año que pueden servir de inspiración para emprendedores.
 
 
El año está por terminar. Y, aunque se pasó en un abrir y cerrar de ojos, sin duda dejó en nosotros grandes enseñanzas –aprendimos que la sustentabilidad debe formar parte del ADN de una empresa, que nuestro equilibrio emocional es clave para mejorar nuestra productividad, que la disrupción es la base de los nuevos emprendimientos y que un líder moderno debe ser flexible y comprender las necesidades de su equipo. Eso y muchas cosas más.
 
Como es de esperar, algunas de estas lecciones valiosas provinieron de los libros. Hicimos un recuento de las mejores obras que fueron publicadas en el año y que abarcan diversos temas, desde liderazgo y motivación hasta equilibrio vida-trabajo, desde manejo del estrés hasta sustentabilidad.
Si no los has leído, ¿qué esperas para hacerlo?
 
Emprendiendo hacia el 2020 (Pedro Nueno, Ed. Deusto)
Tal parece que emprender está de moda: en todos modos se habla de las bondades de tener libertad financiera, de ser el jefe de uno mismo, de cambiar el mundo… Pero, ¿qué implica realmente crear una empresa desde cero? Éste es un análisis profundo del proceso de creación de una empresa que, además, está ilustrado con casos reales.
 
¿Cómo se construye la cultura creativa de una empresa? ¿Cómo las grandes compañías han conseguido innovar y destacar del resto? Este libro, escrito por el cofundador de Pixar Animation, recoge las enseñanzas de creatividad de una de las empresas más exitosas en la historia del cine.
 
Liderazgo y empatía (Julia Middleton, Ediciones B)
Hoy día, un líder no debe conformarse con dominar su campo y esperar que se le obedezca: un líder moderno debe ser flexible, tolerante, tener apertura y gran capacidad de ponerse en los zapatos de los demás. Este libro recopila las enseñanzas de varios líderes en el globo, ya sea pertenecientes al mundo de los negocios o a otras áreas.
 
Secretos de yoga para tener éxito en los negocios (Darshan Singh Khalsa, Lions Presence Press)
El kundalini yoga es una rama del yoga cuyas secuencias de ejercicios y respiraciones ayudan a liberar estrés, reenfocar la mente y llenarse de energía vital. Esto a su vez mejora la calidad de vida de las personas y les ayuda a conseguir sus objetivos, así como a ser más asertivas en la toma de decisiones. Este pequeño libro contiene ejercicios y meditaciones sencillos para incorporar en la vida diaria.
 
Innovación, emprendimiento y sustentabilidad (Elvia T. Aguilar Sanders, De la Salle ediciones)
¿Estás estudiando y tienes bien claro que quieres emprender? Esta obra está dirigida a estudiantes que deseen sumergirse en el mundo del emprendimiento. Trata temas de innovación, sustentabilidad, creatividad y tecnología, entre muchos otros indispensables para iniciar un negocio. 
 
Un libro de colorear para adultos (Amber Richards)
Seguramente amabas colorear cuando eras niño, y al hacerlo, dabas rienda suelta a tu imaginación. Dibujar no es sólo para pequeños, también ofrece grandes beneficios para los adultos: les permite enfocar su mente, relajarse, poner a prueba su creatividad y olvidarse del estrés cotidiano. Este libro contiene 50 diseños de mandalas, patrones, resúmenes y otras imágenes para colorear.
 
El quehacer del director: reflexiones sobre la dirección estratégica de organizaciones  (Carlos Ruiz González, Ed. Océano)
En este libro indispensable para duelos de negocios, el autor reflexiona sobre el papel de los líderes en el mundo moderno. ¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrentan quienes están al frente de una empresa? Esta es una guía básica para todo director que desee llevar su barco a buen puerto.
 
Meditación para gente ocupada: Consejos para acabar con el estrés (Osho, Ed. Karios)
A muy pocas personas les resulta fácil sentarse y relajarse. Meditación para gente ocupada está diseñado para superar esta dificultad. Osho nos brinda infinidad de consejos y fórmulas de meditación para ser incorporadas en la vida cotidiana. El objeto de todas estas técnicas es enseñar a encontrar la tranquilidad en medio de nuestra frenética vida cotidiana.
 
El éxito del líder. ¿Inspiras o mandas en tu equipo? (Fernando López y Pablo López)
La inteligencia emocional y la Programación Neurolingüística (PNL) son herramientas que pueden ser de gran utilidad a la hora de formarse como líder. En esta obra, los autores explican de manera sencilla cuáles son las claves emocionales e interpersonales que nos permitirán dirigir un equipo con éxito.
 
Descubrir la meditación (Elisabeth Couzon, Ed. Malinka)
La meditación es una disciplina milenaria que ofrece enormes beneficios para las personas ocupadas y expuestas constantemente al estrés. Pero, ¿a qué hora podemos meditar si estamos ocupados cada segundo del día? Este libro contiene ejercicios de meditación y respiración para incorporar en nuestra rutina diaria: camino al trabajo, en la oficina, después de comer… No hay excusa para no hacerlos.
Descubre cómo dirigirte a tus trabajadores; te ayudará a motivarlos y a fomentar el trabajo en equipo.
 
 
Una buena comunicación en tu empresa trae múltiples beneficios, entre ellos, mejorar el ambiente laboral y –por lo tanto– hacer más eficientes todos los procesos en la organización. Escuchar con atención y mostrar empatía hacia tu interlocutor son algunas de las claves que te permitirán tener éxito en este punto.
 
A continuación, te compartimos algunos consejos para lograr una buena comunicación con tus empleados:
 
Presta atención. Seguramente los empleados de tu compañía tienen mucho que decir; asegúrate de que lo hagan proporcionando los medios necesarios. Puedes, por ejemplo, instalar un buzón de quejas o mantener una política de "puertas abiertas" en tu oficina para escucharlos cuando así lo necesiten. Por supuesto, no sólo finjas que los escuchas: toma nota de sus dudas, quejas y comentarios y propón alguna solución a corto y largo plazo.
 
Demuestra interés. No basta con que prestes atención a tu interlocutor, sino que debes demostrar interés en lo que dice. Trata, en la medida de lo posible, en interesarte en la persona: en su familia, sus actividades fuera de la oficina y sus inquietudes. Así, tendrán más confianza de acercarse a ti si surge algún problema y se sentirán más motivados si sienten que son una parte importante para la organización. 
 
No interrumpas. Nada puede ser más desagradable que ser interrumpido en medio de una conversación. Si te ves obligado a interrumpir, espera el momento adecuado, cuando se termine de exponer una idea. En las juntas siempre deja que todos se expresen y concluyan sus ideas; ésta es una muestra de respeto fundamental.   
 
El cuerpo también habla. Por lo tanto, tu lenguaje corporal debe reforzar la comunicación verbal. No mires en otras direcciones, no te muestres distraído y evita cruzarte de brazos. Intenta desarrollar un lenguaje que muestre que eres el líder de la empresa, pero nunca acudas a la soberbia o a la superioridad ante los demás para mostrar tu liderazgo.  
 
Ante todo, paciencia. En muchas ocasiones escucharás tonterías o cosas que parecen insignificantes. No te precipites al querer debatirlas; podrías terminar diciendo algo de lo que después te arrepientas. Por otro lado, si el afán de tu interlocutor es desagradarte, escucha con atención para que puedas rebatir sus ideas. No discutas por algo innecesario.
 
Conoce a tu gente. No sólo debes saber el nombre de tu equipo de trabajo (¡es básico!); debes saber cuáles son las responsabilidades, fortalezas, debilidades y aspiraciones de cada uno de tus empleados.
 
No sólo indicaciones. Si debes dar instrucciones, no te limites a ello. Preocúpate por la opinión y los puntos de vista que pueden tener tus compañeros de equipo.  Además,  cerciórate de que hayan interpretado correctamente tus palabras y entiendan cuáles son las tareas que deben desempeñar.
 
Entrena, deja de lado prejuicios y conviértete en una persona con quien valga la pena conversar. ¡Todo será por el bien de tu empresa!
En los últimos años, la palabra storytelling parece haber inundado los textos de comunicación, siendo principalmente asociada con los esfuerzos de las marcas dentro del universo digital y muchas de sus actividades de responsabilidad social.
 
El concepto se ha presentado como imprescindible dentro de la comunicación corporativa. Desde luego, se trata de una herramienta importante, aunque no todas las empresas han sabido ponerla en práctica de forma adecuada.
 
Para aprovechar esta técnica no basta contar cualquier historia a una audiencia determinada. Las marcas deben aprender a hacerlo bien, a conectar con su público en un nivel emocional y a generar empatía con sus valores.
 
Un artículo publicado recientemente en Fast Company, escrito por Sarah Lawson, ofrece algunas claves para entender esta útil herramienta y ponerla en práctica de manera exitosa.
 
1. Olvídate de los datos
 
El principal objetivo del storytelling es apelar a las emociones de una audiencia para generar fuertes vínculos con sus valores. Los datos estadísticos no inspiran, y por tanto, no deben convertirse en los protagonistas de tu mensaje.
Así que para hacer un storytelling efectivo necesitarás evitar comenzar por cuántos niños sufren de desnutrición en todo el mundo y centrarte en la historia de Mauricio, un pequeño que tiene un nombre y un rostro.
Advertisment
 
2. Piensa en comunidades
 
Olvidarte de las cifras no es un consejo que aplique únicamente para la creación de historias, sino también para la gestión de audiencias. Una de las claves para hacer un storytelling efectivo es conectar con tu público de forma que las personas interactúen con la marca, así que no te dejes llevar por likes y retuits y comienza a medir el impacto de tus historias a partir de los comentarios de tus consumidores.
Relacionado: Social Listening: escucha las redes sociales
 
3. Entiende a tu audiencia
 
No busques que tu audiencia se integre a tus historias; mejor intégrate tú a las de ellos. Evita utilizar un lenguaje demasiado técnico y permíteles participar activamente en la creación no sólo de las historias que comunicas, sino de la que crea tu marca día con día. Escucha sus necesidades y por qué no, también sus críticas, ya que éstas pueden ser un excelente punto de partida para identificar algunas de tus áreas de oportunidad.
Emprender es cosa de locos. Sólo un loco podría crear desde la nada y confiar es su empresa. Emprender es cosa de locos pero de locos apasionados, concretos, objetivos y enfocados; personas capaces de visualizar el final de su misión; seres con un corazón grande y una menta abierta que cuente con la capacidad de imaginar.
 
El pasado sábado, cinco de diciembre, tuve la oportunidad de platicar con un grupo de emprendedores en las instalaciones del Tec de Monterrey. Les platiqué sobre la vida de un auténtico emprendedor, alguien que se la jugó para seguir una corazonada que se convirtió en una premisa concreta y completa en su cabeza: Cristóbal Colón.  
 
A Cristóbal Colón se le suele mirar como un suertudo. Un genovés que se ganó la confianza de los reyes católicos utilizando su carisma. Pero no fue así. Colón tuvo que estudiar bastante, era un marinero brillante que concibió un sueño: encontrar un nuevo camino para llegar a la India. La historia nos ha demostrado que su ruta era, en realidad, el camino a un nuevo y exorbitante mundo: América.
 
Con una meta en mente, Colón tuvo que conseguir a alguien que financiara su sueño, gente que se subiera a su barco a dar lo mejor de sí, recursos para la travesía y herramientas para guiarse.
¿Tú cuáles sueños tienes?, ¿quién te podría ayudar?, ¿quién crees que debe subir contigo al navío y por qué?, ¿qué herramientas y recursos utilizarás?
 
En la conferencia se vivió un espíritu de entusiasmo, esfuerzo y sincera sinceridad por aprender y contestar las preguntas del párrafo anterior.
 
No temas antes las aguas desconocidas y decide subir a tu propio barco. ¡Parte hoy a la conquista de tus sueños!
 
Recuerda: el miedo es normal que se note es mortal.
 
¡Bienvenidos al Emprendedor, el navío insignia de la economía mexicana!
 
Emilio Toussaint
Conoce las claves de personalidad que muestran que estás destinado a tener tu propio negocio.
 
 
El emprendimiento trae consigo libertad y flexibilidad de horarios, pero también conlleva mucha responsabilidad y disciplina. ¿Quieres saber si tienes lo que se necesita para ser dueño de tu propio negocio? Aquí van siete señales de poseer potencial emprendedor.
 
 
1. Tomas la iniciativa
 
Ser capaz de dar el “primer paso” es fundamental para un emprendedor. Nadie está a tus espaldas diciéndote cuándo tienes que hacer las cosas. No necesitas pedir permiso para irte de vacaciones y no hay reloj que esté midiendo cuánto tiempo pasas en la oficina. Por eso sin un fuerte autocontrol, tu trabajo puede pasar a segundo plano.
¿Cómo saber si tienes esa capacidad de iniciativa? Observa si has participado en causas que no tengan compensación monetaria como caridades, grupos universitarios o iniciativas de cambio. Este tipo de actividades son indicativas de una personalidad decisiva.
 
2. Tienes pasión 
 
Una actitud apática difícilmente genera éxito emprendedor. No podrás superar los obstáculos que se te presenten si no amas genuinamente lo que haces. Es muy raro que los negocios primerizos triunfen de la noche a la mañana.  Sin una pasión innegable por la industria en la que estás entrando, será difícil que te mantengas a flote entre las decepciones y los tiempos difíciles.
 
3. Te gusta la gente
 
Ser una alguien que prefiera la soledad no descarta el potencial emprendedor, pero no tener sentido social sí. Saber relacionarse con las personas es indispensable para poner un negocio ya que la comunicación es un elemento fundamental para hacer relaciones. Sin esta habilidad se te dificultará conocer socios, cerrar tratos y hasta atraer clientes. 
 
4. No te rindes
 
Los emprendedores de verdad no “tiran la toalla” ante la primera dificultad. Lograr el éxito requiere perseverancia y la capacidad de pensar fuera de los estándares comunes. No todo va a salir exactamente como lo planeaste y personas, leyes, trámites y demás pueden convertirse rápidamente en obstáculos para que tu negocio crezca. Debes poseer la capacidad de seguir intentando o probar nuevos caminos para superar estas dificultades.
 
5. Eres un pensador creativo
 
La creatividad no es una característica exclusiva de escritores y artistas, también es un componente común entre los emprendedores. Una investigación encontró que 75% de las personas con negocios propios suelen tener patrones de pensamiento innovadores. ¿Por qué? Tener una buena oferta de negocio requiere ser capaz de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes.
 
6. Eres competitivo
 
Hay una razón por la que las personas deportistas suelen ser emprendedoras: el deseo de actuar conforme a una estrategia y ganar se traduce bien en los negocios. Si eres el tipo de persona que se anima al enfrentar un poco de rivalidad, puede que tengas lo necesario para emprender. Ser un poco competitivo te forzará a no solo ser bueno, sino a ser el mejor.
 
7. Trabaja duro 
 
Si eres el tipo de individuo que le gusta ir por la vida haciendo solo lo absolutamente necesario, el emprendimiento no es para ti. Los dueños de negocios propios no tienen miedo del trabajo y están dispuestos a sacrificar parte de su tiempo personal para forjar un patrimonio.
No olvides, como emprendedor (como en muchas otras instancias de la vida) lo que das es lo que recibes.

ACF - Nuestra Empresa

Analistas y Consultores Financieros es una Agencia Líder en la atracción y desarrollo de Asesores en Planeación y Protección Patrimonial. Nos dedicamos a buscar gente con deseos de formar su empresa, capacitándolos para ofrecer a los clientes bienestar patrimonial. 

Ubicación

Contáctanos

  •  Circ. Agustín Yáñez No. 2692
    Col. Arcos Vallarta, Guadalajara, Jal. 
    C.P. 44130
  •  (33) 3669 3651 / 3669 3652
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.