(33) 3669 3651 / 3669 3652

Circ. Agustín Yáñez No. 2692

Analistas y Consultores Financieros
Esta distinción se otorga a personas e instituciones que son referentes nacionales por sus ideas y emprendimientos.
 
El Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) presentó la convocatoria para participar en el Premio Nacional del Emprendedor 2015, máxima distinción que otorga la Secretaría de Economía a personas físicas y/o morales, de nacionalidad mexicana, que son referentes por sus ideas, empresas y emprendimientos.
 
Enrique Jacob Rocha, presidente del INADEM, detalló que en la edición pasada de este premio se lograron 8 mil 500 postulaciones y para este año se espera llegar a las 10 mil en las ocho categorías que estarán disponibles, además se contará con un reconocimiento especial a la productividad.
En la edición 2015, se llevó a cabo un rediseño para lograr un mayor impacto y reconocimiento a lo más destacado del emprendimiento en México.
 
Las categorías Pequeña Empresa y Mediana Empresa se fusionaron en la categoría “Pequeña y Mediana Empresa” y las categorías Sustentabilidad Ambiental y Emprendedor Social se concretaron en la categoría “Emprendimiento de Alto Impacto”.
 
Por primera vez, el Premio Nacional del Emprendedor contará con la opción de votación pública, en donde la gente podrá apoyar a su candidato vía internet. Todos los aspirantes pueden realizar su postulación en este portal.  La convocatoria estará abierta hasta el 30 de diciembre del 2015.
He sido rico y he sido pobre. Conozco bien ambos lados de la moneda.
 
Cuando crecía sin dinero, soñaba con ser millonario. A los 24 años gané mi primer millón de dólares y entendí que si no vives en prosperidad, vives en pobreza.
 
La riqueza es una elección que todos debemos hacer. Bill Gates una vez dijo: “No es tu culpa si naciste pobre, pero es tu responsabilidad si mueres así”. No hay una buena razón por la que debas vivir en pobreza. La plenitud te está esperando, pero debes ser valiente y decidir qué quieres hacer con tu vida.
 
Durante mucho tiempo batallé para creer que podría llegar a tener dinero. Un día observé las diferencias de pensamiento entre quienes tienen riqueza como fruto de su esfuerzo y entre quienes, por una extraña elección propia, deciden no luchar por generar riqueza.
Esto es lo que observé (refiriéndome como “no ricos” a aquellos individuos que no luchan por cambiar sus circunstancias):
 
1a. Los pobres son escépticos
 
Recuerdo a un compañero de trabajo que decía que los mecánicos le cobraban de más y que en la tienda trucaban las balanzas para alterar los precios. Crecía que todo el mundo quería quitarle su dinero.
 
1b. Los “no ricos” son más confiados
 
Sorprendentemente, muchos ricos tienen la tendencia de creer en las personas que conocen (dentro del sentido común) y le dan la oportunidad de probarse a sí mismas.
 
2a. Los “no ricos” buscan problemas 
 
Las personas que no tienen recursos por voluntad propia no buscan soluciones. Le echan la culpa al ambiente, a sus familias, a las circunstancias, etcétera, y crean una lista de excusas por las que no tienen éxito.
 
2b. Los ricos buscan triunfar  
 
Estas personas entienden que todo pasa por una razón. Suelen tomar el control de sus vidas (sin importar sus circunstancias) y hacen que pasen grandes cosas. Dejan de lado las excusas y toman responsabilidad por sus propias victorias. 
 
3a. Los “no ricos” asumen
 
Las personas que no buscan la riqueza creen saber la verdad de todo. Cuando tratan de acercarse a un mentor piensan: “Seguramente no tendrá tiempo de verme”. En lugar de revisar los hechos o hacer las preguntas correctas, nunca intentan hacer algo nuevo.
 
3b. Los ricos hacen preguntas
 
Muchas personas exitosas se preguntan “¿Qué pasaría si..?”. Por ejemplo, “¿Qué pasaría si le escribo un correo a este empresario y me responde?”. El poder está en las manos de quienes hacen los cuestionamientos correctos.
 
4a. Los “no ricos” dicen “ellos”
 
una vez en una tienda de autoservicio la cajera me dijo “No tienen suficientes cajas registradoras. No sé qué les pasa”. Evidentemente, esta mujer no se sentía parte de su trabajo.
 
4b. Los ricos dicen “nosotros”
 
En uno de mis restaurantes favoritos, el mesero me dijo una vez “Nos gusta cocinar nuestras carnes en hornos de leña”. Su sentido de orgullo me inspiró a darle una muy buena propina. La riqueza llega cuando inviertes en aquello en lo que crees.
 
5a. Los “no ricos” buscan el camino sencillo 
 
Una vez fui de compras con un amigo que solo quería comprar la ropa más barata que pudiera encontrar. Fue a un anaquel y recogió siete camisas iguales porque tenían descuento. Naturalmente jamás las usó porque solo las compró por el precio.
 
5b. Los ricos buscan el mejor camino 
 
Las personas que alcanzan la riqueza están dispuestas a pagar más por calidad. No solo buscan el menor precio, sino que los productos sirvan y jamás se conforman con cosas que sean inútiles.
 
6a. Los “no ricos” piensan que el dinero es más importante que el dinero 
 
Millones de personas en todo el mundo cambian tiempo por dinero sin pensar que siempre puedes ganar 500 pesos otra vez, pero nunca recuperarás 500 horas.
 
6b. Los ricos saben que el tiempo importa más que el dinero
 
Estos individuos jamás cambian sus minutos por centavos. Buscan experiencias que los llenen y que alteren dramáticamente sus vidas. Sus carreras se enfocan en hacer lo que les gusta y en ayudar en otros, en lugar de sacrificarlo todo por un cheque quincenal.
 
7a. Los “no ricos” solo imitan
 
Cuando una persona que es pobre por voluntad propia ve una oportunidad, observan lo que otros están haciendo y los imitan. Muchas veces ni siquiera consideran otras maneras de hacer las cosas.
 
7b. Los ricos crean
 
Estos individuos observan oportunidades y se atreven a pensar fuera de los convencionalismos. Y saben exigirse y a los demás para ser innovadores.
 
8a. Los “no ricos” se quejan, condenan y critican
 
Muchas personas aprenden a ser pobres por sus predecesores. Sus familias los han condicionado a creer que “todo está mal” y que nada va bien.
 
8b. Los ricos son agradecidos por lo que tienen 
 
Estos individuos saben reconocer que tienen privilegios y no los dan por hecho. Debido a su apreciación por lo que tienen, son capaces de generar más riqueza.
 
9a. Los “no ricos” buscan consejos “amateur”
 
Estos individuos quieren la aprobación de sus conocidos. Creen en todo lo que oyen sin cuestionar a las figuras de autoridad. Aceptan opiniones como hechos y no investigan más allá una vez que tienen una respuesta “cómoda”.
 
9b. Los ricos buscan consejos de expertos 
 
Las personas que se han hecho ricas con su trabajo han aprendido a pensar por sí mismos. Si no pueden resolver una cuestión, buscan el apoyo de expertos. Sin embargo, saben que estos conocedores solo pueden dar sugerencias y que la decisión final es suya.
 
10a. Los “no ricos” tienen "televisiones grandes”
 
Estas personas pasan el tiempo viendo imágenes sobre las que no tienen control. Evitan usar su tiempo libre para pensar y prefieren evadir la realidad.
 
10b. Los ricos “tienen librerías grandes”
 
Las personas que alcanzan la riqueza se educan constantemente. Usan su conocimiento para beneficiarse y a los demás. En lugar de perderse en actividades triviales, pasan el tiempo tratándose de conocer a sí mismos y al mundo en el que habitan.
Las empresas familiares no son un negocio común: su problemática principal radica en integrar los intereses familiares con la visión y misión de una compañía, explica Jorge González Gasque, socio director de G2 Consultores, una firma asesora de pequeñas y medianas empresas.
 
Uno de los diferenciadores principales de los negocios familiares es que las metas predominantes del negocio tienen una naturaleza no económica, dice Ricardo Fainsilber, director y fundador de Fainsilber Asesores,  citando a los investigadores Hannes Hauswald y Andreas Hack. “Esta es una de las razones por las que la gran mayoría de los conflictos tienen un origen emocional más que económico o administrativo”, sostiene.
 
A continuación te presentamos seis lecciones de compañías que han hecho de su familia (y otros aliados) el motor de su negocio.
 
1. Grupo Herdez: Institucionaliza tu empresa
 
 Luego de la muerte de Ignacio Hernández-Pons en 1976, su hermano, Enrique, administró la compañía. En ese entonces las acciones que existían eran al portador y estaban bajo llave en una caja fuerte, junto con los poderes de la organización.
“Institucionalizar la empresa te permite crear un consejo administrativo en el que pueden participar los miembros de tu familia como accionistas y cotizar en la Bolsa”, señala González Gasque, de G2 Consultores.
Así lo hizo Enrique Hernández-Pons y creó una empresa holding, en la que sus hijos están como accionistas y todo se maneja institucionalmente a través de un Consejo que se reúne periódicamante para analizar los resultados financieros y operativos. Este año, Grupo Herdez cumple 24 de cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores. Sus retos a futuro son reestructurar la empresa ya que, a decir de Héctor Hernández-Pons Torres, director general y presidente del Consejo, ha llegado el turno de los sobrinos y estos son bastantes.
 
2. L.A. Cetto: elabora un plan de sucesión
 
 En 1928 Angelo Cetto dio origen a una de las empresas vinícolas más importantes del país: L.A. Cetto. Posteriormente, en 1963, Luis Agustín Cetto tomaría la dirección de la compañía dando paso a la transformación y modernización del negocio.
Pero no fue sino hasta 1983, cuando Luis Alberto Cetto –la tercera generación– tomó las riendas de la empresa. Y hoy, mientras el padre se desempeña como presidente ejecutivo, Luis Alberto se encarga de la dirección consiguiendo llevar la marca a 27 mercados internacionales.
 Por su parte, Luis Agustín se ha concentrado en evaluar la manera en la que las siguientes generaciones de la familia podrían involucrarse en el negocio. Para ello, en su momento dará a conocer cómo se llevará a cabo la sucesión para que la organización y el funcionamiento de la empresa no se vean alterados radicalmente.
 
3. J. B. Grupo Empresarial: reconoce a la persona más apta
 
Bastó que el gerente de Seguros GNP reconociera la eficacia con la que se desempeñaba el arquitecto José Manuel Benítez, quien desde 1985 realizaba ampliaciones y remodelaciones en Puebla, para que le propusiera cubrir una necesidad de la asegu-radora: la reparación de daños de obra civil.
En el año 2005, Alan Sandoval –hijastro de José Manuel– empezó a trabajar medio tiempo en la compañía y observó que era necesario modernizar y profesionalizar muchos de los procesos, para pensar en la expansión a otros estados.
Aunque para José Manuel ésta no era una idea a corto plazo, Alan se enfocó en ello a través del desarrollo de un software en el que todas las áreas de la empresa podían coordinarse. Así fue como José Manuel se dio cuenta de que la expansión nacional era posible y, para el año 2010, tomó la decisión de otorgarle la administración general de la compañía a Alan.
 
4. Femsa: primero el talento
 
A decir de Jorge González Gasque, de G2 Consultores, los hijos no siempre están preparados para asumir la dirección de la empresa. “Y cotizar en la Bolsa te permite heredar acciones a los tuyos sin que, necesariamente, tengan que dirigir el negocio”.
Tal es el caso de la familia Garza Lagüera, quienes luego de la división que sufriera el hoy extinto Grupo Monterrey en 1974, se dedicaron a la banca y a la industria de las bebidas que dio origen a Fomento Económico Mexicano (Femsa) bajo la dirección de don Eugenio Garza Lagüera, quien llevó lo que fuera la Cervecería Cuauhtémoc al siguiente nivel al fusionarla con la Cervecería Moctezuma. Sin embargo, ante la falta de progenie capacitada para continuar su legado, en 1997 firmó su retiro y la dirección del grupo quedó a cargo de José Antonio Fernández Carbajal, yerno de Garza Lagüera, a quien probó 10 años atrás al permitirle dirigir y replantear un modelo de negocio que nadie entendía y sólo perdía dinero: Oxxo. Sobran palabras para entender por qué este yerno se ganó el favor de su suegro.
 
5. CMR: diversifica tus líneas de negocio
 
Esta empresa controladora y líder restaurantera en México, vio la luz en 1965 cuando don Joaquín Gómez Vargas abrió una cafetería dentro de un pequeño avión North Star DC-4 con el nombre de Wings; dos años más tarde inauguró su primera cafetería en tierra y para 1968 era ya una cadena de tres establecimientos. En 1985 la compañía contaba con 36 unidades, con un aforo de 5,642 asientos y 2,300 empleados.
La empresa siguió creciendo hasta que en 1998, ya de la mano de Joaquín Gómez Guajardo, adquiere a Brinker International, Inc., la franquicia que permite operar Chili’s dentro del territorio nacional, con excepción de la zona metropolitana de la Ciudad de México y los estados circunvecinos.
Fue recientemente, en 2013, cuando Joaquín Vargas Mier y Terán –la tercera generación de CMR– magnifica la diversificación de la empresa a partir de una serie de ajustes organizacionales y consigue firmar un contrato con Darden, empresa que aglomera los restaurantes Olive Garden, Red Lobster y The Capital Grille. La misión a futuro de CMR es exportar Wings, entre otras marcas mexicanas, al extranjero.
 
6. Cinépolis: prepara la nueva generación
 
Quién iba a pensar que lo que en 1947 era un pequeño cine en la ciudad de Morelia, Michoacán, se convertiría en la cuarta cadena más importante de cines en el mundo: Cinépolis. Pero lo que hoy se resume en unas líneas representó en realidad un arduo camino al éxito. Y es que tras la crisis de los grandes y antiguos cines, la industria tuvo que renovarse y permitir la entrada de grandes cadenas como Cinemark y la creación de salas como Cinemex.
 
Fue Enrique Ramírez, dueño de aquel cine en la capital michoacana, quien con su hijo –Enrique Ramírez Villalón como director adjunto– creó Organización Ramírez, que a partir de 1994 sería conocida como Cinépolis.
 
A pesar de la innovación que estos nuevos complejos representaron, la diferencia que los posicionaría como la marca líder que es hoy en día, se dio en 2004, cuando el nieto de Enrique, Alejandro Ramírez, regresó por petición de su abuelo a ocupar la silla de director general.
Como director de tercera generación, Alejandro rediseñó las salas y las equipó con la máxima tecnología de punta. Al mismo tiempo, internacionalizó la marca.
Aunque no lo creas, nuestra vida laboral está completamente enlazada a la personal.
 
Es “fácil” actuar como si realmente pudiéramos separar una cosa de la otra, pero la verdad es que los resultados de ambos te afectan por completo.
Así que si estás teniendo problemas con tu empresa, tal vez te convenga darle una revisión a tu conductas personales (o al revés).
Aquí algunos hábitos que debes tomar en cuenta para ambos éxitos.
 
1. Falta de descanso
 
Si no duermes lo suficiente, te va a tomar el doble de tiempo llevar a cabo tus proyectos. Una mente cansada es lenta, así que preocúpate por hacerte de tiempo para poder recargar energías.
El estar ocupado no necesariamente significa que estés siendo más productivo o eficiente. Lleva tu negocio a otro nivel tomando el descanso necesario.
 
2. Malas finanzas personales
 
Una falta de control de tu economía puede llevar al suelo tu negocio y tu paz mental.
Seamos sinceros, el hecho de estar preocupado por el dinero no va a sacar lo máximo de ti.
"Expandir” tus gastos personales provocará un impacto hasta en tu compañía, así que toma el control de tus finanzas y verás cómo tu negocio prosperará.
 
3. Relaciones personales
 
Tus problemas en cuanto a la relación con otras personas podrían cerrarte muchas puertas.
Lo creas o no, tus inconvenientes con las personas absorben gran parte de tu energía imposibilitando una buena concentración a la hora de estar en tu empresa.
Así que tómate el tiempo necesario para reparar tus relaciones y arregla tu negocio mejorando tu vida personal.
 
4. Falta de ejercicio
 
El no ejercitarte reduce tus habilidades físicas y mentales.
Además, la confianza también mejora a la hora de brindarle el tiempo necesario al ejercicio.
Puede que éste resulte intimidante al principio, pero empieza poco a poco, sé consistente y notarás la diferencia.
 
5. Lucha con los límites
 
La falta de reconocimiento entre una preocupación y una responsabilidad puede causar que muchos emprendedores se frustren.
Cuando los límites no están correctamente establecidos, sientes que el mundo se te cae encima dejándote “atado” sin poder ser productivo.
Elimina los bloques mentales enfocándote en tus responsabilidades y deja tus preocupaciones a los responsables de las mismas. Libera tu mente y a tu negocio teniendo tus límites en su lugar.
Aunque el dominio de estos hábitos no se realizará de la noche a la mañana, podrás ver mejoras de inmediato.
 
Recuerda: cambia tus hábitos y transformarás tu vida.
Bill Gates cumple 60 años. Aquí compartimos las mejores lecciones del co-fundador de Microsoft, venerado por unos y odiados por otros, que ha conseguido coronarse varias veces como el hombre más rico del mundo:
 
 
1. Ama lo que haces
Desde su primera interacción con una computadora, la cual ocurrió en la escuela privada de Seattle donde estudió, Bill Gates se sorprendió del funcionamiento de esta máquina y se convirtió en un aficionado de la informática. Desde joven se hizo programador y, de hecho, no terminó sus estudios en la Universidad de Harvard para dedicarse de lleno a su empresa de software.
Además, a Bill Gates le apasiona tanto la tecnología y las posibilidades de ésta que a la par de Microsoft ha trabajado en otras iniciativas que buscan desde alternativas energéticas confiables hasta diseños de condones que brinden mejor experiencia y seguridad.
 
2. Encuentra mercados poco aprovechados
Gates (por suerte o intuición) supo advertir que en la informática de consumo existía un mercado igual de valioso en la fabricación de hardware como en la de software. Así que mientras que sus competidores luchaban por crear las mejores computadoras, Bill se enfocó en desarrollar sistemas operativos que le permitieron crecer y expandirse con muy poca competencia.
 
3. No inventes el hilo negro
A Bill Gates se le ha acusado muchas veces de falta de creatividad e innovación. Apple incluso demandó a Microsoft por considerar que Windows era un plagio de la interfaz gráfica de su Macintosh.
Por otro lado, desde la creación del MS-DOS, que vendió a IBM y que después se convertiría en Windows, el modelo de negocio se mantendría durante los siguientes años: crearía sistemas operativos que pudieran funcionar en diferentes equipos y que incluyeran programas que sólo pudieran usarse con ese software. Asimismo, no es secreto que las actualizaciones de Windows no significan grandes cambios, sino pequeñas mejoras al anterior. Pero una cosa es clara: este método le ha funcionado… muy bien.
 
4. Aprende de los fracasos
Una de las mejores frases de Bill Gates es “Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso”. Y es que el co-fundador de Microsoft, como todos, ha enfrentado varias caídas. Entre ellos productos fallidos como Windows Me millenium, Microsoft Bob (una app que ayudaba al quehacer diario) y Windows Vista. Además, su introducción al hardware no ha sido del todo exitosa (con la línea de ordenadores Surface y la adquisición de Nokia), por lo que hace unos meses tuvo que despedir a 18,000 empleados.  
 
5. Rodéate de los mejores
Desde sus inicios como emprendedor, Bill Gates supo que la clave del éxito está en rodearse de gente inteligente y contratar a los mejores empleados. Esto lo supo desde que inició la compañía junto a su amigo Paul Allen, quien también era un aficionado de la informática.
Gates ha señalado que además del talento y la inteligencia, la política de su área de Recursos Humanos es contratar gente apasionada, que comparta la cultura corporativa y desee enfrentar nuevos retos. En una entrevista, el empresario dijo “cuando tienes a personas inteligentes trabajando contigo, quieres mantenerlas estimuladas”.
 
6. Obtén las mejores lecciones… de donde sea
Bill Gates siempre ha aceptado ser fanático del bridge y que este juego constituye la actividad más preciada de su tiempo de ocio. Aunque se considera un jugador promedio, dice que jugarlo le permite estudiar a las personas y entender sus estrategias para convertirse en grandes jugadores. Este juego (que involucra alianzas, desarrollo de estrategias, anticipación de la actuación de los demás y responder a lo inesperado) es parte importante de su desarrollo como hombre de negocios.
 
7. Entiende tus etapas como emprendedor
En los inicios de la empresa, Gates trabajaba prácticamente todo el día e incluso en repetidas ocasiones se quedó a dormir en su oficina. Sin embargo, conforme el negocio fue creciendo cambió su mentalidad hacia el trabajo y su papel en la empresa. En 2008 (a los 52 años) dejó sus labores diarias en Microsoft para dedicarse principalmente a sus fundaciones y mantener únicamente el enfoque en el área del producto.
Todo emprendedor debe aprender este ciclo: en un comienzo, el negocio requerirá sacrificios y mucho trabajo, pero con el tiempo debes aprender a delegar y dejar una cultura empresarial que continúe aun cuando no estés.
 
8. Ser un nerd vale la pena
Bill Gates dijo “Sé bueno con los nerds, las probabilidades indican que termines trabajando para uno de ellos”. No hace falta conocer su historia o tener una reunión cara a cara con él para darse cuenta que él mismo es un “nerd”; a simple vista es: sus lentes, sus suéteres de cuello cerrado y su peinado lo delatan. Pero también es un buen ejemplo de que para triunfar debes ser auténtico y fiel a ti mismo, y que algunas cualidades de los geeks (como la pasión, la obsesión por el trabajo y el conocimiento) son esenciales de la gente exitosa.
 
9. Sé generoso con tu sociedad
Bill Gates es tan conocido por lado empresarial como por el filantrópico. Junto a su esposa Melinda dirige la Fundación Bill y Melinda Gates, dedicada a reequilibrar oportunidades en salud y educación a nivel local, especialmente en las regiones menos favorecidas. Hoy en día su fundación es la más grande del mundo por lo que respecta a la cuantía de sus aportaciones económicas a toda clase de programas de ayuda, investigación y desarrollo.
 
10. Ten una buena vida personal
Además de tener un matrimonio sólido y una activa vida familiar, Bill Gates reconoce la importancia de conservar hobbies. En su caso, es un amante del bridge y una de sus mayores satisfacciones es ver a su hija montar a caballo. Además, en un chat en Reddit el empresario admitió que lava los platos en su casa todas las noches y que es una actividad que realmente disfruta.  

ACF - Nuestra Empresa

Analistas y Consultores Financieros es una Agencia Líder en la atracción y desarrollo de Asesores en Planeación y Protección Patrimonial. Nos dedicamos a buscar gente con deseos de formar su empresa, capacitándolos para ofrecer a los clientes bienestar patrimonial. 

Ubicación

Contáctanos

  •  Circ. Agustín Yáñez No. 2692
    Col. Arcos Vallarta, Guadalajara, Jal. 
    C.P. 44130
  •  (33) 3669 3651 / 3669 3652
  •  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.